Restorative Justice in MMSD

¿Qué es justicia restaurativa?

La justicia restaurativa es un conjunto de principios y prácticas arraigadas en los valores de comunidades indígenas. La Justicia restaurativa en la educación es utilizada de manera holística en las escuelas para cultivar relaciones y comunidades auténticas, transformar los conflictos y responder a los daños, brindar apoyo individual y respaldar la creación de entornos de aprendizaje justos y equitativos.  
La justicia restaurativa se trata tanto de quiénes somos como de lo que hacemos. Cuando creemos que cada miembro de la comunidad escolar es intrínsecamente digno y merece respeto, que cada uno tiene algo importante que ofrecer y que todos estamos profundamente interconectados, nuestro lenguaje y nuestras prácticas reflejarán estas creencias, creando comunidades de aprendizaje en donde cada persona recibe lo que necesita y todos pueden prosperar.

Nuestra visión de la justicia restaurativa en el Distrito Escolar Metropolitano de Madison

Comunidades escolares radicalmente transformadas donde los estudiantes, el personal, los padres y los encargados están seguros, sienten que pertenecen y están comprometidos activamente. Todas las variaciones dentro de las identidades de raza, sexo, identidad de género, orientación sexual, etnia, religión, idioma, habilidad, nacionalidad, estatus migratorio, edad y clase son respetadas; a cada miembro de la comunidad escolar se valora  profundamente y se le proporciona lo que necesita para estar en una relación saludable, aprender y crecer. La experiencia educativa afirma la autenticidad de cada persona y los inspira a ser audaces a la hora de explorar quiénes son y cómo podrían convertirse en miembros de sus comunidades.

Para lograr esta visión, nosotros vamos a:

  • Cultivar condiciones en las que un enfoque restaurativo holístico pueda inculcar y crecer.
    • Profundizar en las creencias y valores restaurativos entre los adultos.
    • Practicar el liderazgo restaurativo y distributivo en todos los niveles de la organización.
    • Establecer asociaciones auténticas entre los estudiantes, familias y miembros de la comunidad.
    • Desmantelar el sistema educativo jerárquico, centrado en la raza blanca.
  • Responder tanto a la justicia primaria y secundaria * mediante prácticas y procesos restaurativos.
    • Priorizar el desarrollo y el mantenimiento de relaciones y comunidades auténticas en toda la organización.
    • Utilizar prácticas justas e inclusivas que fomenten el aprendizaje, el crecimiento, la responsabilidad mutua y la restauración.
    • Usar procesos restaurativos en clase para mejorar la pedagogía cultural y lingüísticamente sensible.
    • Desarrollar un entendimiento y una comodidad compartidos al utilizar el lenguaje restaurativo, la conversación y la práctica del Círculo.
  • Interceder por el cambio intencional de los recursos de un enfoque reaccionario y punitivo a un enfoque proactivo, orientado al crecimiento y restaurativo que se basa en las fortalezas y promueve la responsabilidad mutua.
  • Mantener un compromiso continuo de varios años, reconociendo la naturaleza personal, colectiva y contracultural de esta labor.
     

La justicia primaria, a veces llamada justicia social, es la condición de respeto, dignidad y protección de los derechos y oportunidades para todos, que existe en las relaciones donde no se hace daño a nadie.

La justicia secundaria, o la justicia judicial, se entiende principalmente como una respuesta al daño o al crimen.

Restaurativo describe cómo la dignidad, el valor y la interconexión de un individuo o grupo se nutrirán, protegerán o reestablecerán de manera que las personas puedan ser miembros plenamente contribuyentes de sus comunidades.

(Visión desarrollada mediante colaboración entre miembros del personal de la Asociación cristiana de mujeres jóvenes (YWCA, por sus siglas en inglés), la organización Dane County TimeBank y el equipo de prácticas restaurativas del MMSD).